jueves, 15 de octubre de 2015

Regreso al Pasado

Cuando te apasiona la fotografía y cae en tus manos una cámara antigua sientes la necesidad imperiosa de probar, eso es lo que me sucedió cuando un día vi una Pentax P-30t en casa de un buen amigo. 
Monte el negativo y decidí hacer una serie de imágenes para revelarlas, oler los químicos, la oscuridad del laboratorio, los tiempos... 
En definitiva volver a recordar la esencia de la fotografía para no perder el norte. 
Os muestro las tomas que puede hacer con esta cámara fabricada en 1987.